martes, 18 de diciembre de 2012

El condenado a muerte que no lo fue,ARTUR KOESTLER,hasta 19 de febrero

Hoy hubiese tenido que detenerme un momento para decidir la hungaridad de Koestler y su colocación o no en la colección.Y ello en base a ese criterio de hungaridad que respecto al emigrado he señalado de que la emigración se produzca de adulto y no de niño.Pero al igual que con Félix Salten, también judío, el abandono de Hungría se produce hacia Viena, la capital del Imperio Austro-Húngaro.
Sí, mantengo por tanto a ARTUR KOESTLER (1905-1983) en la hungaridad, aunque cierto es que lo tenía muy olvidado, volviendo a él en noviembre pasado, para leer de seguido una tras otra seis obras, cuando aún me quedan algunas por conseguir y leer.De esas seis oculto la primera por interés comercial de bibliófilo. Las otras son estas cinco, y en el orden de lectura de la imagen: Jano, En busca de la utopía, En busca de lo absoluto, Diálogos con la muerte, y Las raíces del azar.
Con el estallido de la IGM, y sin precisar Koestler si en 1914 o 1915, la familia marcha a Viena. Pero la vinculación a Hungría se mantiene, pues consta al menos según su autobiografía unas vacaciones en Buda en el verano de 1919.Por otro lado el marchamo de hungaridad desde el punto de vista literario puede otorgarse desde el momento que  su autobiografía, vol. 1 Flecha en azul se refiere al nacimiento, niñez y juventud. He sido negligente en no anotar dos referencias significativas que creo haber leído en En busca de la utopía.Una se refiere a la relevancia para un escritor en cambiar de lengua, reconociendo en su caso la mutación del húngaro al alemán, y del alemán al inglés; y la otra se refiere a un tenue y anecdótico asidero de nostálgica hungaridad, cuando Koestler relata que al ingresar en la escuela en Budapest los compañeros le compelieron a elegir equipo de fútbol como afición o seguidor, elección que fue aleatoria, pero que confiesa que mantuvo toda su vida, permaneciendo al tanto de las vicisitudes de ese equipo.

¿Fue condenado a muerte Koestler en 1937 en la zona de la España franquista ?
El autor no alardea nunca de ello, formalmente nadie le notificó sentencia alguna o comunicación oficial en ese sentido.Él lo que reconoce es que sobre el pendía el riesgo de ser condenado a muerte o fusilado. Son otros los que al ser liberado en mayo de 1937 por ser canjeado por una prisionera nacional de zona roja le informaron oficiosamente que había sido condenado a muerte. Detalle potente en una biografía y que ha trascendido sin rigor alguno.
El prologuista a la tardía edición española (2004) no puede hacer una aseveración tan frívola de que "permaneció durante 95 días condenado a muerte por espionaje".
La verdad material y formal es que es detenido y como prisionero de guerra se encuentra preso desde febrero a mayo, en que un juez militar o un equipo policial le toma declaración, siendo canjeado días después. Lo que sobre él gravitó es el riesgo de ser condenado a muerte. ¿Y el de ser fusilado sin consejo de guerra?En los días iniciales de la toma de Málaga desconozco, aunque sospecho que cupo esa posibilidad. Pero una vez en la cárcel de Sevilla las "sacas" por fusilamiento estoy persuadido de que eran ejecución de sentencias de muerte.
 Por supuesto que estas correcciones   no desmitifican ni desabrillantan la biografía española de Koestler, quien pudo huir o salir de Málaga antes de la llegada de los nacionales, y no lo hizo. la versión española tenía un plus dee exigencia en la precisión de este asunto.Yo he querido indagar el tema , para precisar aún más, y determinar si la declaración o interrogatorio en la cárcel de Sevilla era en un proceso judicial, o sólo en un atestado policial. Por eso me he dirigido al Tribunal Militar Territorial de Sevilla, custodio del archivo de esos procedimientos, solicitando la información.

SINCRONICIDAD versus casualidades:
Una materia muy sugestiva que aborda Koestler en varias de sus obras y en especial en "Las raíces del azar ",es el de la sincronicidad de  episodios de contenido similar pero acausales entre sí. Es decir las casualidades. Por ser de ese cariz yo he anotado en los libros 3 de ellas sucedidas en este mes, a la que añadiré una cuarta, sucedida ayer.
1.- Es la que más creo que se me da, la de mientras leo algo si por un rarísimo casual está puesta la tv, la radio o alguien me está hablando, se sincroniza la palabra que leo o escribo con la que oigo.Estaba redactando un @ a JVG, y al escribir la palabra Artur, de Artur Koestler , en tv se referían exactamnete en esejusto instante a Artur Más.
2.- Coloreando en el PC una imagen usando el amarillo con el pincel virtual, en tv el ex-alcalde de La Coruña dijo estrella amarilla.
3.-El día 15 de diciembre al ir a revisar mis libros de Koestler , para ver cual fue el 1º, me encuentro que fue  adquirido el 15 de diciembre de 1983.
4.- Tras los 6 de Artur  Koestler decido meterme con La mitad de seis peniques de H.G.Wells, y ayer al terminarlo me doy cuenta de que las iniciales 5del protagonista son A.K.
5.-Estando en Valencia el día de Navidad pasado, sobre las 21 horas cuando estaba en las postrimerías de la tarde de lectura con La palabra de Irving Wallace, al leer juntos en la pág. 274 in fine, el locutor del  telediario de Canal 9 que ya sonaba,  dijo junts.
6.- 5 de enero, cuando cerca del final, en la pág.381 de "Y la vida continua" de A N Pavloff llego a la muerte por ataque cardíaco del capitán de fragata  Chervachov, hacía breves instantes de que me había comentado N de la muerte repentina por infarto de un amigo de su hermano de 37 años.¿Tenía CHervachov 37 años?
7.- 11 de enero de 2013,viernes ,21´27 horas. buscando en la agenda del móvil el teléfono de Cristina, al pasar por el contacto comedor, en el telediario que sonaba en Tv dijeron en ese preciso momento: "...se han quedado sin comedor", referido creo al hundimiento de un suelo en un colegio.
8,.23,50 horas del 19 de febrero de 2013, acabo de conciliar el sueño, y ya estoy soñando, la escena es disponernos a llamar desde un teléfono público, en ese momento la coprotagonista del sueño me llama por teléfono y despierto. ¿sincronicidad? ¿previno el inconsciente la llamada real construyendo una escena oniríca de teléfono? ¿o el tiempo se solapó pareciendo que la escena del sueño
 precedía a la llamada del mundo despierto?
9.-3 de marzo de 2013, 19,40 horas, voy en tren de cercanías camino de Barcelona, voy leyendo el libro empezado un poco antes de coger el tren de Arthur Schnitzler, en su largo trabajo introductorio de Miguel Ángel Vega, y que contiene El teniente Gustl, Frau Beate y su hijo y El padrino,cuando en la pág, 23 leo café, un pasajero cercano dice al tiempo café con leche.
10.-Viernes 15 de marzo de 2013, sobre 21,40 horas, mientras cenamos y con la tv puesta, cuando yo refiriéndome a un pernicioso individuo  y situación digo "pesadilla", al tiempo el locutor de tv usa en ese mismo momento la palabra "pesadilla".
11)15 de enero de 2014: 11,15 horas, hiervo el agua y pongo la bolsita de té, y retomo la lectura de "Tonio Krúger" de Tomás Mann, al tiempo que al instante leo:"Bueno, venga ahora para tomar el té. El agua va a hervir en seguida...."pág. 64 edición lara 1945. +++++++++++++++++12)21 de enero de 2014, leo y además subrayo un dicho que Sofía Loren refiere en su biografía haberle dicho CH.Chaplin, además la frase me resulta curiosa, la comento y la cuelgo por la tarde en facebook :"ten cuidado con lo que deseas, porque habrás de conseguirlo".El dicho no es tan normal para que no habiéndolo oído nunca por la noche viendo el film "187.Más mentes criminales"(1997) en Sexta3 la protagonista femenina lo dijera a Samuel L.Jackson.

++++++++++++++++++++13)Con motivo del fallecimiento de mi padre de 4 de febrero de 2014 me asaltan dos sincronicidades. Una la de la propia muerte, ya que hace años que observo que ante una muerte, y en ese mismo círculo que rodea al observador se produce otra: unos días antes de morir mi padre murió el de un compañero de despacho, o aquella otra en que dos tías abuelas de mi hijo quedaron viudas la misma semana. O cuando el 8 de febrero de 2005 fui a dos entierros, el del padre de Engracia Palomas Coll y el de Isidoro.++++++++ La otra es que estando en el hospital velando las últimas noches de mi padre, la del 28 de enero recordé que esa misma noche pero del 2010 también velaba de acompañante hospitalario a una amiga en una habitación también 505 y con un resultado mucho más feliz y placentero en todos los sentidos.¿era realmente la habitación 505?+++++++++++++++++++++
14)
11 de octubre de 2014. Barcelona:
Hacía tiempo que no volvía al tema de las sincronicidades, pero hoy he reparado enseguida en ellas cuando el vendedor de la verdulería nos ha pedido el importe, que en realidad no era 3' 05, sino 3'06 euros, el mismo que hacía  menos de una hora habíamos satisfecho en un supermercado por tres productos.
15) 29 de noviembre de 2014
Es madrugada y espero el tren  en el vestíbulo sala de espera de la estación de Sants de Barcelona, siendo las 5,45 empiezo la lectura de "El último día " de Vicki Baum, el relato empieza también en el escenario de una sala de espera de estación.




16) 17 de marzo de 2015: Estando en casa de mi madre en Valencia  y leyendo a Knut Hamsun, "Hambre" , mientras leía  "rodillas", mi madre hablando con alguien por teléfono dijo en ese preciso momento " si las rodillas las tiene muy fuertes.


28 de diciembre, procedente de Carmichael Alonso libros  Cantabria, recibo en Barcelona "Escoria de la tierra", 25 euros, con descuento del 10%,y 3,50 de gastos de envío, precio final: 26 euros.
11 de enero 2013:Dos nuevas referencias de hungaridad encuentro de Koestler en Escoria de la tierra. En la solapa de la portada cuando dice "...el escritor húngaro...", y en la pág. 43 cuando él dice "Soy húngaro de nacionalidad...", dicho como para convencerse de que no será detenido como extranjero de país enemigo cuando estando en Francia estalla la guerra mundial en setiembre de 1939.Si el comentario lo hace él con 34 años que son los que tenía en 1939, la hungaridad queda más que acreditada.

14 de enero de 2013: memorable  Escoria de la tierra. Me ha recordado pero cambiando de guerra a Monasterio negro de Aladar Kuncz.Es verdaderamente una pena que la obra no se haya publicado en España, y sí por dos veces en Argentina que a mi me conste. Mi edición es la 2ª y es del ya lejano 1951.
 De nuevo puedo referir alguna cita de hungaridad del autor.  Valoro mucho que la descripción y entrada y salida en escena  de los personajes, sea la perfecta, así se tiene  conciencia de ellos y de sus hechos, sin perderse en intrincadas y deslabazadas narraciones que hacen perder la imprescindible secuencia cronológica del relato de los hechos.

Por otro lado buenas noticias de Sevilla, del Archivo Histórico del Tribunal Militar me informan de la existencia del procedimiento de Koestler, del que me harán copia.

martes, 11 de diciembre de 2012

Desde Tracy, EEUU a Barcelona(Cataluña),España




En la conferencia de octubre, a propósito del coleccionismo literario y esbozando el iter del coleccionista de libros, que acababa con la lectura de la obra; toqué de pasada el libro como exponente de otras historias, independientes de su contenido, y derivadas de su posesión. No sólo porque éste puede venir anotado o comentado por su lector, propietario o no, sino anotado como palimpsesto, es decir como mero soporte físico o elemento vehicular de otros contenidos ajenos al que da vida al libro.
 De este universo o mundo paralelo a la obra, con anotaciones de compra, ex-libris, nombres, fotos, dedicatorias, notas y rastros documentales diversos de cualquier índole, sean o no puntos de libro, e intencionadamente abandonados en su interior. Esta vez me topo con un aporte documental sumamente enriquecedor del ejemplar: la ficha acartulinada de los prestamos bibliotecarios y que en sobrecito adherido al interior de la tapa se usaba antes.
Las dos obras que contienen este rastro documental son  de George Tabori , Companions of  the left hand y The caravan passes recibidas la pasada semana  desde Better World Books en Indiana.



Creo que si se tratara de hurtos bibliotecarios, antes de venderlos el usuario apropiador habría quitado los signos de su propiedad pública. Pero también sería lógico que si los libros se desafectaron de la biblioteca les debieron quitar las marcas de propiedad.
En todo caso no tengo pudor en reconocer que ambas obras pertenecieron  a la TRACY PUBLIC LIBRARY. ¿pero que TRACY? hay varias localidades con esa toponimia.
 El cuando dejaron de pertenecer a la biblioteca es incierto, aunque en todo caso se vé cuando fue el último préstamo anotado.Han pasado muchos años y en un momento determinado debieron desafectarse, lo cual implica el triste reconocimiento de que las obras perdieron interés para el centro. Lo cual tampoco es motivo para liquidarse el libro, aunque lleve aos sin ser sacado por lector alguno.
Cabe también la posibilidad de su no devolución o incluso hurto, en cuyo caso la autoría debió recaer en el mismo lector, que incorporaría a su biblioteca particular ambas obras, y con los años  a misma debió liquidarse globalmente por sus herederos y adquirida en su conjunto por la librería, habiendo pasado desapercibidos los rastros bibliotecarios.






Hay que reconocer que esta  posibilidad (no devolución o hurto) es desde el punto de vista del autor, más atractiva.Resulta más homenajeador para éste , que alguien se apropie de los libros  de uno en una biblioteca ,a que ésta los descatalogue y los liquide como libros de lance.
Otra posibilidad es que la liquidación de los libros responda a la liquidación de la biblioteca por desaparición o cierre de ésta.
En todo caso como vemos, los libros tienen más historias  además de su propio contenido.Esta es una, pero la primera puerta que se abría era la de los lectores  anotados en las fichas.¿quién fue el último?¿cómo acabaron sendas obras en Better World Books?.

12 de diciembre:@ al bibliotecario de Tracy (Minnesota)
Dear Sir,
I bought online the two works of George Tabori that I accompany in images (Companions of the Left Hand and The caravan passes). They came containing reading library cards of the Tracy Public Library. It is very interesting for me to know if those books belonged to the library, and if they were disaffected from the library and sold, or they were never returned by the reader.
Attentively.